Productos de Campaña

Nuestra empresa ha seleccionado una coleccion  de Productos para poder cubrir sus necesidades en las distintas epocas del año.

Contactar

Noticias y Curiosidades

ORIGEN DE LA CONSERVA

Haga click para ampliar la imagen
ORIGEN DE LA CONSERVA

El hombre siempre ha querido conservar los alimentos cazados o recolectados, una vez saciadas sus necesidades inmediatas. Los productos se deterioraban rápidamente y no podían almacenarlos mucho tiempo. Los hombres de las cavernas ya conocían la salazón, el ahumado o el uso del hielo para la conservación. Los egipcios exportaban pescado ahumado.

Antes de las conservas eran conocidos otros métodos para mantener las propiedades de los alimentos como conservarlos en lugares secos y oscuros, envolverlos en sustancias protectoras como azúcar para mantener frutas, vinagre para legumbres y vegetales, grasa, aceite, arcilla, miel, hielos, etc., y eran conocidos los procesos para hacer ahumados y salazón.

También se sabía que las frutas y algunos vegetales podían ser conservados en azúcar, y ciertas legumbres, vegetales y frutos toleraban el vinagre. Pero todos estos procedimientos conservaban los alimentos por poco tiempo y con escasas garantías.

En el siglo XVIII Napoleón se encontraba en la campaña de Rusia cuando una hambruna diezmó sus tropas debido a la dificultad de hacer llegar víveres a zonas tan lejanas, esto hizo que Napoleón ofreciese una recompensa de 12.000 francos a aquel que hallase “un método para mantener los alimentos largo tiempo y en buen estado”. Nicolás Appert un investigador francés al que se le otorgó el título de “Benefactor de la Humanidad” averiguó en 1803 un método para conservar alimentos por calor en recipientes herméticamente cerrados.

Estas primeras conservas se envasaron en botes de cristal, consiguiendo con esto la recompensa de los 12.000 francos. Más tarde descubre que el vapor es más eficaz que el agua hirviendo para la esterilización.



APORTACIÓNES DEL PESCADO

Proteínas: Las proteínas son el elemento formativo indispensable para todas las células corporales. Ocupan un lugar cuantitativo y cualitativamente importante entre las moléculas constituyentes de los seres vivos. No existe proceso biológico que no dependa de alguna manera de su presencia; por lo tanto, desde el punto de vista funcional, su papel es fundamental.
Las proteínas del pescado juegan un papel primordial en el elevado valor nutritivo que se atribuye a los productos pesqueros. Son proteínas que se digieren con facilidad con coeficientes de digestibilidad muy altos, superiores al 85 por ciento. Los resultados obtenidos para su valor biológico demuestran que la proteína de pescado se metaboliza con gran eficacia lo que da como resultado una utilización nutritiva global muy elevada. Las proteínas del pescado tienen porcentajes relativamente altos de aminoácidos esenciales que deben ser aportados por la dieta (si no, pueden provocarse deficiencias nutritivas). Para cubrir las necesidades diarias en aminoácidos esenciales basta con ingerir entre 200-250 gr. de pescado.


Grasas: Las grasas o lípidos del pescado son esenciales desde el punto de vista nutritivo y sensorial. Contribuyen a la palatabilidad de la dieta, y son elementos estructurales fundamentales: forman parte de las membranas celulares y transportan las vitaminas liposolubles (A, D, E y K).
El componente más importante de las grasas son los ácidos grasos que pueden ser saturados o insaturados. Dentro de los ácidos grasos insaturados se encuentran los ácidos grasos Omega-3 que debido a sus propiedades altamente beneficiosas para la salud requieren de un apartado especial.


Ácidos grasos Omega-3: En los últimos años, los ácidos grasos pool insaturados presentes en los lípidos del pescado, en mayor proporción en el pescado azul (atún, bonito, ...) han alcanzado una gran relevancia. Los productos marinos son una fuente rica en ácidos grasos w-3, en concreto el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA).
También se les conoce como ácidos grasos esenciales o indispensables porque nuestro organismo no puede sintetizarlos por si mismo y son imprescindibles para garantizar su correcto funcionamiento, además de contribuir a la prevención de diversas enfermedades ( (enfermedades cardiovasculares, enfermedades inflamatorias, cáncer).
La ingesta diaria recomendada de ácidos grasos omega-3 varía en función del ciclo de vida de cada persona (embarazadas, niños, adultos) pero en general se aconseja un consumo diario de pescado azul de entre 30-35 gramos al día.

Vitaminas: El término vitamina hace referencia a sustancias orgánicas complejas que deben estar presentes en la dieta, en muy pequeñas cantidades, pero que son esenciales para la vida (aminas vitales). Las vitaminas son esenciales en el sentido que los tejidos corporales no pueden sintetizarlas, o si las producen lo hacen en cantidades tan insignificantes que no es posible cubrir las necesidades corporales del individuo.
El pescado azul es fuente natural de Niacina (B3), Piridoxina (B6), Cobalamina (B12). Además, si es envasado en aceite aporta también gran contenido de vitamina E proveniente del mismo. Por otro lado 100 gramos de berberechos aportan un 11% de la cantidad diaria recomendada de vitamina A.

Minerales:Los minerales son elementos químicos inorgánicos que encontramos en tejidos animales, constituyendo un 4 % del peso corporal total. A pesar de esa escasa cuantía muchos de ellos cumplen criterios de esencialidad.
La función de los minerales en el organismo es tanto estructural como reguladora. Constituyen tejidos como hueso y dientes, regulan la transmisión neuromuscular, la permeabilidad de las membranas celulares, el balance hidoeléctrolítico y el equilibrio ácido - base. Asimismo intervienen como factores de enzimas, regulando el metabolismo. Por todo ello el mantenimiento de una concentración normal de minerales en los líquidos corporales es vital para el individuo.
El atún es una fuente natural de Yodo aportando un 22% del mismo. Por otro lado, 100 gramos de berberecho aportan un 18% de la cantidad diaria recomendada de calcio y 100 gramos de atún en aceite y de mejillones aportan un 34% de la cantidad diaria recomendada de fósforo

LA HISTORIA MAS DULCE

Haga click para ampliar la imagen
Encontramos en este capítulo interesantes referencias históricas, tan dulces como las que siguen...
ALIMENTO DE LOS DIOSES: Quetzalcóatl regaló el árbol del cacao a los hombres como recompensa por el amor y la fidelidad de su esposa, que sacrificó su vida para no desvelar el lugar en el que estaba escondido el tesoro de la ciudad, que le había sido confiado por su esposo. Cuenta la leyenda que la sangre de esta princesa fertilizó la tierra y allí nació el árbol del cacao, de nombre cacahuaquahitl. Su fruto era amargo, como el sufrimiento que había padecido la princesa; fuerte, como había sido ella ante la adversidad, y oscuro, como la sangre derramada.

EL CHOCOLATE CONQUISTA ESPAÑA: Durante casi un siglo, la fórmula para la elaboración del chocolate fue un secreto de estado, reservado tan sólo a la aristocracia española y fue la bebida oficial de la corte. 

NACIMIENTO DE CHOCOLATES VALOR:
La historia de Chocolates Valor arranca en 1881, con Valeriano López Lloret como fundador y protagonista de una bella aventura.
CULTIVO, RECOLECCIÓN Y VARIEDADES DEL CACAO

UN ÁRBOL A LA SOMBRA: El árbol del cacao, también llamado cacaotero, es muy delicado y necesita para su crecimiento de un suelo rico y bien drenado. Además, debe estar protegido del viento y de la luz solar directa, por lo que antes de cultivarlo se deben plantar otros árboles de altura que le den una sombra suficiente y homogénea. 

VARIEDADES DE CACAO
:
Existen tres variedades de cacao. La más conocida es la variedad “forastero” (cacao básico o amargo).Se encuentra especialmente en África y Brasil. La segunda variedad es el “criollo” (cacao más dulce), que tiene mayor adaptabilidad a las distintas condiciones ambientales y se cultiva mayoritariamente en el Caribe, Venezuela, Papúa Nueva Guinea, las Antillas, Sri Lanka, Timor Oriental y Java. La tercera variedad es el “trinitario”, que es en realidad un cruce entre el criollo y el forastero y que constituye un cacao fino y de aroma, por lo que es el más buscado por los fabricantes de chocolate

EL CHOCOLATE UN PROCESO EXQUISITO

LOS PRIMEROS ARTESANOS: Los cronistas españoles que pisaron el Nuevo Mundo quedaron maravillados con la variedad de fórmulas que los indígenas empleaban para preparar el cacao. Se conservan relatos de la época en los que se describe con riqueza de matices las diferentes formas en que se tostaba, molía, mezclaba, disolvía, agitaba y precipitaba las preciadas habas del cacao. Precisamente en ese elaborado proceso reside la magia del chocolate

LLEGAN LAS MÁQUINAS: Entre 1900 y 1970 el consumo de cacao en Europa se multiplicó por doce. El siglo XX fue el de la mundialización del cacao. El chocolate en sus inacabables variedades era ya consumido en todas partes. 
CALIDAD: Cada firma de chocolates escoge cuidadosamente la mezcla de cacaos para elaborar sus productos. Ésta debe ser constante si se quiere que el sabor, el tacto, el aspecto y el aroma de las diferentes partidas sea el mismo. En Chocolates Valor se utilizan habas provinentes de Ecuador, Ghana y Panamá, que se seleccionan en origen y se mezclan en proporciones absolutamente secretas.


VIRTUDES DEL CHOCOLATE Y OTRAS CURIOSIDADES 
UN SALUDABLE PLACER: Se ha escrito mucho sobre las virtudes nutricionales del chocolate y no tanto sobre otros efectos benefactores para la salud. Desde tiempos remotos, el chocolate era considerado un poderoso reconstituyente. Aztecas y mayas estaban convencidos de que el chocolate les daba fuerza y despertaba su apetito sexual. Este era precisamente uno de los motivos que les llevaba a consumirlo en grandes cantidades.

CURIOSIDADES: “Durante la Segunda Guerra Mundial, el chocolate formó parte de la ración diaria de los soldados estadounidenses y en 1969 fue el compañero inseparable del astronauta Neil Armstrong durante su viaje a la Luna. Otro personaje ilustre ligado de forma inseparable al chocolate es Voltaire. Gran consumidor, llegaba a beber hasta doce tazas del preciado líquido en un sólo día”

TIPOS DE CHOCOLATE
CHOCOLATE NEGRO.
También llamado sin leche o amargo, debe contener un mìnimo de un 34% de cacao puro, aunque cuanto mayor es la proporción de cacao mejor es el chocolate. Hasta hace poco tiempo, el chocolate negro con un contenido de un 30% de cacao puro era considerado chocolate de alta calidad. Actualmente, el mínimo exigido de cacao es de un 60%, y los choco-adictos incluso prefieren que la proporción sea de un 70-80% el chocolate negro de alta calidad contiene poco azúcar. El hecho de añadir azúcar al chocolate ha sido comparado con el de añadir sal a la comida. Hay que utilizarla para mejorar el sabor, pero no para destruirlo. 

CHOCOLATE CON LECHE. Para algunos entendidos, el chocolate con leche no puede ser considerado autentico chocolate, aunque hay algunas marcas de una calidad excelente. Una buena marca puede contener un 40% de cacao, sin embargo la mayor parte del producido industrialmente contiene un 20% y tiene un alto contenido en azúcar, a menudo de hasta un 50%. 
CHOCOLATE BLANCO. Este tipo de chocolate es básicamebte manteca de cacao sin apenas cacao sólido, con azúcar y leche. Tiene la misma intensidad de saber que el negro. Se vende sobre todo por su valor estético o porque proporciona un atractivo contraste de color en los bombones.

JAMÓN IBERICO, SABOR DE LA DEHESA

Haga click para ampliar la imagen
En la boca la carne presenta un sabor delicado, dulce o poco salado. Con aroma agradable, penetrante y suave. Bouquet único y altamente placentero, notándose el engrasamiento de la pieza. 

PARTES DEL JAMON


Caña:
Es la parte más próxima a la pezuña. Una mayor estrechez de la misma denotará pureza en la raza del cerdo y seña de calidad. 
El jarrete:
Zona continua a la caña, proporciona un jamón muy fibroso pero fácilmente masticable.
La maza:
Es la parte más jugosa e infiltrada, contiene diversos tipos de lonchas según sea cortadas de la zona central o los laterales y punta.
La contramaza:
Más fibrosa y de tónalidad más oscura, altamente aromática.
La punta:
Tradicionalmente utilizada para cortar virutas o taquitos, ya que alberga una carne con mucho sabor y jugosidad.
La babilla:
Está delimitada por los huesos fémur y coxal. Contiene menos cantidad de jamón, por lo que se recomienda empezar por ella cuando el consumo no va a ser prolongado.

CALIDADES


De cebo:
Se crían en instalaciones cerradas alimentándose de piensos hasta alcanzar el peso (117kG) mínimo para el sacrificio, con una edad no inferior a 10 meses.
De cebo de campo: Su alimentación se basa en piensos constituidos fundamentalmente por cereales y leguminosas y complementan su alimentacion con una estancia mínima en el campo de 60 días y se alimentan igualmente de pienso. La edad mínima de sacrificio será de 12 meses.
De recebo:
Estos animales son engordados en montanera, con bellotas y pastos de la dehesa, y terminada su reposición con piensos naturales. La reposición mínima será de 29kgs. durante una estancia no inferior a 60 días. La edad mínima para el sacrificio será de 14 meses.
Bellota o Terminado en montanera: Cuando el cerdo del que procede el jamón se ha alimentado en su fase de engorde exclusivamente de bellotas y pastos de la dehesa, con una reposicion mínima de 46kg y por un periodo no inferior a 60 días. La edad mínima para el sacrificio será de 14 meses. 

CÓMO RECONOCERLO

Al final del proceso de elaboración, los jamones y paletas ibéricos exhiben unas características singulares

Forma exterior alargada, estilizada y perfilada, mediante el llamado "corte serrano en V" aunque en las paletas también se admite el "corte en media luna"

Peso no inferior a 4,5kg en los jamones y a 3,5kgs en las paletas.

Aspecto exterior limpio, incluyendo la coloración blanca o gris azulada oscura de su flora micótica.

Consistencia firme en sus masas musculares y levemente untuosas en los tejidos adiposos.

Color del rojo al púrpura

EL QUESO

Haga click para ampliar la imagen
Origen del Queso
No se puede asegurar con exactitud el momento en que apareció el queso en la dieta humana, pero sí sabemos que se trata de un alimento muy antiguo que ha acompañado al hombre, al menos, desde que éste inició tareas ganaderas o de pastoreo domesticando el ganado para la utilización de los diversos productos que de él se obtenían, entre los que destacaba la leche.

Así parece confirmarse, de acuerdo con las pinturas rupestres halladas en el desierto Libio y cifradas en más de 7000 años de antigüedad. En ellas aparecen unos pastores al lado de una ovejas que están siendo ordeñadas, y una forma blanca y consistente que podría ser el queso en fresco.
Algunas leyendas atribuyen su descubrimiento a un mercader árabe que, en su viaje a La Meca, decidió transportar cierta cantidad de leche en un odre que había construido con las tripas de sus animales. Allí estaba el cuajar del estómago de los rumiantes, de forma natural, y al transportar el odre y moverlo, y unido todo ello a la influencia del calor, permitió que el suero se separara de la cuajada, dando lugar a la producción del queso fresco.

España es el país en el que se ha encontrado una mayor cantidad de utensilios para la elaboración de este producto, localizados en yacimientos arqueológicos del Neolítico y de las Edades del Hierro y Bronce.
De la tradición quesera en el Duero dan testimonio numerosos restos arqueológicos conservados en el Museo de Zamora. Los más antiguos, de la Edad del Cobre, son restos de recipientes agujereados, realizados en barro cocido, a los que los arqueólogos denominan queseras o encellas, donde se dejaba escurrir el queso.

Lo cierto es que la elaboración de queso de forma habitual no se produciría hasta llegar a una etapa más sedentaria del hombre, cuando los primeros pobladores comenzaron a buscar asentamientos estables, pasando de una economía de subsistencia a otra que ya es productiva. El consumo de queso ha estado ligado tradicionalmente a las capas más populares, a pastores y campesinos que lo elaboraban para su autoconsumo.

Al principio se utilizaba leche cruda, pero en la década de 1850 el microbiólogo francés Louis Pasteur descubrió la pasterización, que cambió para siempre el proceso de elaboración del queso. De este modo se pudo elaborar a gran escala y disminuyó considerablemente el riesgo de aparición de organismos que pudieran estropear el alimento.

Fue a partir de los años sesenta cuando se inició la producción industrial de quesos para abastecer a las grandes ciudades, al margen de las elaboraciones tradicionales de los pueblos.

Conservación y Consumo
La conservación adecuada del queso no sólo afecta a su presentación sino también, y de forma muy directa, a su calidad, textura y, por lo tanto, a su aceptabilidad.

Su conservación es muy diferente según sean las características del mismo: un queso maduro de más de 3 meses de curación precisará entre 5 y 7 grados centígrados. Un queso abierto habrá de cubrirse en su corte por una lamina de plástico, o de aluminio. En cualquier caso, se tenderá a mantenerlo siempre con la superficie de corte lo menos extensa posible y en un solo trazo o en el menor número de ellos.

Antes de consumir un queso que esté conservándose en el frigorífico es aconsejable tenerlo a temperatura ambiente una hora antes de ser consumido, para que queden realzadas todas sus cualidades organolépticas.

El uso de queseras o campanas de cristal, cerámica, etc., suele ser mejor para la presentación y exposición en la mesa durante los últimos momentos, en los que el queso adquiere la temperatura adecuada, pero no son recomendables para su conservación. 

Si un queso se enmohece en la parte externa y es de pasta dura o semidura puede procederse a su limpieza empleando un cepillo suave o paño impregnado en aceite de oliva. 


El queso como alimento
Puede considerarse un alimento completo, pues a pesar de la escasez de carbohidratos que presenta, contiene calcio, proteínas, grasas, fósforo y buena parte de las vitaminas de la leche fresca, pero en mayor proporción que ésta. 

Cuando el queso se come con pan, -añadiendo los carbohidratos que a aquel le faltan-, constituye un alimento ideal y absolutamente completo. En este caso, sólo carece de la vitamina C. Una alimentación a base de pan, queso y frutas, bastaría para mantener la vida. 

Cualidades del queso:

Vitaminas: En los quesos hay numerosas vitaminas de los grupos A, B, y C. Los de pasta blanda, y especialmente los que llevan hongos internos (picones, de cabrales, azules), son ricos en vitaminas tipo B. 
Minerales:
Los de pasta dura (manchegos, de Roncal, de Idiazabal, etc), son ricos en calcio y en fósforo en proporciones ideales para una buena alimentación. 

Calorías :

-Quesos frescos: 100 calorías por 100 gr.
-Quesos blandos: 283 calorías por 100 gr.
-Quesos duros: 368 calorías por 100 gr.

La utilización digestiva de prótidos en los quesos es del orden de 95% a 98% y prácticamente todos son asimilables. Todos los quesos contienen, indudablemente, albúmina. El queso es el medio menos costoso de procurarse proteínas indispensables. Más del 95% de las grasas que integran el queso son totalmente digeribles.
Contiene materia grasa excelente para el organismo: 100 gramos de queso suponen un mínimo de 300 calorías y tantas proteínas como 250 gramos de carne o un litro de leche. 
Las cualidades dietéticas de los quesos frescos son bien evidentes. Estos son suaves, agradables, refrescantes y muy fáciles de digerir. 

Para los adolescentes el queso resulta muy beneficioso, tanto por su riqueza en calcio, -indispensable para el crecimiento-, como por su contenido en fósforo, lo que favorece e intensifica la actividad cerebral.
El queso debe formar parte de una alimentación equilibrada, siendo recomendable que todas las personas, independientemente de su edad, consuman una mínima ración de queso a la semana de unos 50 gramos, y mejor si se come a diario. 

Con leche y tan sólo 125 gramos de queso al día, el niño habrá recibido la mayor parte del calcio y de las proteínas que necesita.

Contactar Contactar  Aviso Legal y Politica de Privacidad Aviso Legal y Politica de Privacidad  © REPRESENTACIONES ESPIGARES S.L. 2012